Con el niño

Por una razón o otra, a veces los niños atraviesan dificultades en casa, en la escuela, con sus amigos. Su malestar se manifiesta con distintos síntomas: irritabilidad, tristeza, incontinencia nocturna, ansiedad, etc.

Ofrezco al niño un espacio confidencial y empático en el cual podrá expresar su mundo interior a través del juego, el dibujo, el modelaje… Mediante todas estas expresiones, pone en escena lo que le preocupa o lo que le bloquea.

zoia
Estos modos de expresión y la relación de confianza que se establece permiten que lo bloqueos se deshagan y que el niño recobre su capacidad de crecer de manera serena.

La implicación de los dos padres permite al niño avanzar en el proceso terapéutico sabiendo que los dos están a favor. Por ende, puntualmente propongo entrevistas con los padres y el niño, siempre con el acuerdo del éste.

 

Con el adolescente

“ El grito siempre es el comienzo de un canto”

La adolescencia es un periodo de gran vitalidad y creatividad y a veces puede generar angustia.

El malestar del adolescente puede expresarse de distintas maneras más o menos perceptibles: una falta de motivación, un aislamiento progresivo, una dificultad para canalizar sus emociones, dificultades escolares, trastornos alimentarios o / y conductas arriesgadas.

Este espacio terapéutico confidencial y la mirada sin juicio del terapeuta permiten al joven expresar sus dificultades, sus dudas, sus preguntas y encontrar los recursos para atravesar esta etapa hacia la edad adulta.

img_9441-1

 

 

 

 

En la primera consulta, recibo el adolescente con sus padres para identificar sus demandas y explicar el enfoque terapéutico.

Después, el joven viene solo. Propongo distintos modos de expresión (intercambios verbales, fotos, vídeos, creación de textos para canciones, modelaje, etc.).

Si es necesario, se programan entrevistas con los padres, siempre con el acuerdo del joven. Se hacen a raíz de la demanda de la terapeuta, de los padres o del adolescente.

En ciertos casos, el joven puede acudir solo en la primera entrevista. Veremos juntos las modalidades de la terapia, con o sin la implicación de los padres o de los educadores.

ado-liberté
La especialidad que hice en el acompañamiento terapéutico de los niños y adolescentes, mi trabajo como profesora de francés para jóvenes hispanohablantes (con una pedagogía lúdica) y mi experiencia como monitora de escalada con adolescentes me permiten acercarme con más facilidad a estas personas “en construcción”.

 

Tarifas:

La primera consulta y las entrevistas con los padres duran 55 minutos y cuestan 55 euros.
Las consultas con los niños y adolescentes duran 45 minutos y el coste es de 50 euros.